Autora: Dra. Zoila Fernández G.

Artículo publicado en la Edicion 15 de la Revista Vive Sano.

 

En una impactante conferencia  TED (Ideas worth spreading) la polifacética actriz y escritora Jane Fonda, de 80 años  de edad  se refiere a   la vejez como el “tercer acto de la vida” . En dicha conferencia La afamada actríz confiesa   que se sorprende al darse cuenta que nunca antes había sido tan feliz.

Según la Organizacon Mundial de la Salud (OMS) la esperanza de vida actual de los dominicanos es de 75.64 años. De seguirse  la tendencia de los últimos 45 años, La esperanza de vida y la esperanza de vida sana irá en aumento en la mayoría de los países. Sin lugar a dudas, el mejoramiento de la salud, la educación  y la seguridad son factores  determinantes para  este aumento en la   sobrevida de la población. Es de esperarse que cada  día seamos más longevos y que disfrutemos de una vejez más plena.

El mantenimiento de la  salud buco-dental es uno de los aspectos más olvidados a la hora de fomentar un envejecimiento en bienestar. Poco se habla de como nuestra salud general se ve afectada por  el deterioro de la salud bucal y viceversa.

Contrario a lo que se cree comúnmente, aspectos como la  pérdida de dientes,  son principalmente el resultado de enfermedades bucales evitables y no el resultado del proceso de envejecimiento per se.

La pérdida de piezas dentales puede ser tomada como marcador del deterioro precoz mental, físico y emocional de las personas, debido a sus  repercusiones sobre el adecuado procesamiento de los alimentos,  la  estética facial y la autoestima.

Recomendaciones para tener una buena salud bucal en  nuestro  “tercer acto”:

  • Mantener un adecuado cuidado bucal durante toda nuestra vida con visitas periódicas al dentista y adecuada higiene bucal en el hogar, lo cual asegurará mantener todas nuestras piezas dentales en boca, lo cual a su vez, facilitara el proceso de masticación que es la primera fase del proceso de digestión y asimilación de los alimentos.
  • Si se es cuidador de un adulto mayor,  asegurarse mantener su higiene bucal diaria mediante un cepillado adecuado y uso de colutorios. Se debe incentivar  que mantenga su independencia,  por lo que recomendamos, que de ser posible, él mismo realice los cuidados bucales diarios como cepillado  y uso de hilo dental.
  • Si por el contrario está en cama y con poca movilidad, recomendamos,  que utilizando guantes  una toalla pequeña y un recipiente portátil  para escupir, se le realice por parte del cuidador el cepillado dental  y del dorso de la lengua, así como colutorios adecuados a su condición. Es importante aplicar bálsamo labial para evitar agrietamiento de los labios.
  • En caso de nuestro abuelo ser portador de prótesis dental removible, asegurarse que esta no le esté provocando llagas y lesiones, cepillar  esta diariamente con un jabón neutro y un cepillo especial para estos fines. Así como removerla durante las noches  manteniéndola en un vaso con agua.
  • Producto de la deshidratación y uso de medicamentos existe una tendencia a disminuir el flujo salival, por lo que se recomienda una adecuada hidratación y monitoreo de los medicamentos para evitar lesiones y úlceras.

La salud oral en nuestra vejez dependerá mucho de los cuidados que tengamos en nuestra  niñez y  juventud.

Una buena salud bucal es esencial para cuidar nuestro estado general de salud y garantizarse toda una vida de disfrute y bienestar.